Feeds:
Entradas
Comentarios

Como desees

Hablé con mi hijo y ya todo pasó. La paz volvió a mi corazón, ya no tengo un fantasma caminando por los pasillos, despertándome por las noches. Ya no he soñado más con él de niño, de adolescente, de jovencito que no sabe cómo afrontar el odio.

No, ahora él es un hombre hecho y derecho que con 32 años me explicó muy sosegadamente lo mala madre que fui. Seguir leyendo »

Cuando naciste

Recuerdo muy bien cuando naciste porque yo estaba dormida
y, al despertar, el mundo era un dolor
que nunca antes había conocido.
Pero también el mundo eras tú.
Nada más importaba.

Quería tanto verte la carita
y era tan difícil porque los ojos se me cerraban solos
y la habitación me daba vueltas
y tu abuela Encarna me daba un beso en la frente
mientras me decía tranquila, tranquila
en un susurro. Seguir leyendo »

Otra eres, más bella

MI JUVENTUD

Un poema de Ada Negri

No te he perdido. Has permanecido en el fondo
del ser. Eres tú, mas otra eres:
sin fronda ni flor, sin la luminosa
risa que tenías en ese tiempo que no vuelve,
sin ese canto. Otra eres, más bella.
Amas y no piensas en ser amada: por cada
flor que brota o fruto que madura
o párvulo que nace, al Dios de los campos
y de las estirpes das gracias de corazón. Seguir leyendo »

Legado

Dentro de mucho tiempo habré muerto
y nadie leerá mis poemas
salvo
(espero)
mi hijo
que querrá conocerme.

Eso será dentro de tanto tiempo
como el Señor, mi Dios,
disponga.

Mientras,
seguiré escribiendo
cada día
una palabra o dos o más
para dejar un legado
de mi imaginario,
de mis fobias
o de mis horas más felices
porque
(seguramente)
otra cosa no podré dejar. Seguir leyendo »

EN ELOGIO DE MI HERMANA

Un poema de Wisława Szymborsk

Mi hermana no escribe poemas
y es improbable que de pronto se ponga a escribir poemas.
Le viene de mi madre, que no escribió poemas,
y de su padre, que tampoco escribió poemas.
Me siento a salvo bajo el techo de mi hermana:
nada pondrá al esposo de mi hermana a escribir poemas.
Y aunque la cosa suena a poema de Adam Macedonski,
a ninguno de mis parientes le da por escribir poemas. Seguir leyendo »

XDDDDDDDD

Empecé a usar internet en 2001 para ver a mi hijo en un chat donde el desdichado sólo decía XDDDDDDDD.

Entraba en esa sala del IRC Hispano cada tarde, pero permanecía callada como una muerta. Tenía miedo de que me reconociera si escribía algo.

Cada vez que me conectaba se me aceleraba el corazón porque me sentía una lunática, una espía, una desesperada. Podía pasar horas frente a la pantalla sólo mirando su nick y sus XDDDDDDDD.

Tardé algunos días en enterarme de que XDDDDDDDD significaban risas.

Chesterton y sus cosas

«Cuando somos muy niños no necesitamos cuentos de hadas; solamente necesitamos cuentos. La vida resulta bastante interesante. Un chico de siete años se entusiasma si le dicen que Tomás abrió una puerta y vio un dragón. Pero un chico de tres años se entusiasmará si le dicen que Tomás abrió una puerta. A los chicos les gustan los cuentos románticos; pero a los bebés les gustan los cuentos realistas porque los encuentran románticos. Pienso que, en realidad, un bebé es la única persona que puede leer una novela realista moderna sin aburrirse.»

Gilbert Keith ChestertonOrtodoxia