Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 enero 2005

Amigo invisible

De pequeña nunca tuve un amigo invisible. Lo inventaba a veces, pero me duraba poco. Era como que le faltaba cuerpo, consistencia e intención. De mayor y gracias a las máquinas y a los afectos de los que tanto necesitamos, tengo un amigo invisible que perdura.

Él vive en una ciudad tan lejana que es un gusto emprender viaje de noche hasta allí. Noto el aire fresco en la cara, en los hombros y en los tobillos mientras vuelo. Me encanta dar volteretas en la atmósfera porque peso poco a esas horas. Es como si la grevedad no existiera, y el cielo se convierte de pronto en una gran piscina de oxígeno. (más…)

Read Full Post »

Conclusiones

De la visita de mi amigo el previsor de riesgos laborales, saqué unas cuantas e interesantes conclusiones. A saber:

1. Que si en la oficina no hay camas con músicos sin casa durmiendo en ellas, vamos mejor.

2. Que si en la oficina no hay camas con músicos extranjeros sin casa durmiendo en ellas, vamos todavía mejor.

3. Que si no tenemos perros con nosotros haciéndonos compañía, evitamos mordiscos innecesarios y nos ahorramos disgustos. Pero sobre todo multas. (más…)

Read Full Post »

Esta mañana llama un tipo por teléfono y dice que es "el de prevención de riesgos laborales". A mí se me queda la cara igual porque no tenía ni idea de que existiera "alguien" en relación a los riesgos laborales. Pero dice que tiene que venir, darnos unas charlas e inspeccionar un poco.

La cosa, al parecer, se trata de lo siguiente:

El tipo viene y mira si hay cables sueltos por el suelo, y si es así (como es el caso) has de quitarlos antes de un plazo equis, o de lo contrario podrías tropezar al caminar. También mira que las sillas sean cómodas para que tu espalda y tu trasero no sufran mientras estás tecleando. Las sillas de madera plegables no valen, eso ya me lo ha advertido. También te dice cómo tienes que sentarte y levantarte para no dañarte las vértebras lumbares. También cómo tienes que agarrar las cajas llenas de disquetes. Mira si el suelo es resbaladizo, si hace demasiado frío o demasiado calor y un sinfín de cosas más. Si todo está en orden, te hace un papelito que certifica que estás trabajando en un sitio seguro. Si no es así, entonces te advierte que si por casualidad te das un piño contra el suelo, te posee una lumbalgia o pillas una pulmonía, ningún seguro va a cubrir tus días de baja. (más…)

Read Full Post »

Una nueva dimensión en mi vida viene dada por los dos tramos de escaleras que tengo que subir hasta llegar a mi lugar de trabajo, y las viejitas con las que me encuentro en el camino.

Por lo general, la gente mayor siente una irresistible fascinación en estudiar cómo voy a hacer para llegar al principal sin estrellarme. De hecho, siempre preguntan a dónde voy o de qué piso soy, y se les ve en las caritas arrugadas y a punto para sorprenderse, que desearían que respondiera "del quinto", para soltar un "ooohhhh" bien grande y recomendarme cuidado, mucho cuidado.

Al final, cuando comprueban que no soy de muy arriba, mueven las cabecitas igualmente, aprietan los labios en una sonrisita que viene a ser entre compasiva y cómplice, me hablan como si tuviera cinco años y se van tremendamente felices de tener algo anecdótico que contar a sus mascotas cuando regresen a casa.

Read Full Post »

Musica Nuda

Colecciono versiones de algunos temas que me gustan. Tengo como cuarenta de Eleanor Rigby. La cosa ésta de buscar covers tiene su recompensa, porque de repente te lleva a conocer gente inimaginada.

Eso es lo que me pasó con Petra Magoni y Ferruccio Spinetti hace cosa de medio año.

Ellos son sólo una voz y un contrabajo, así que les recomiendo que los escuchen en silencio. Van a ver.

 

Read Full Post »

Hace un par de semanas que andamos buscando a alguien para que haga un trabajo. La cosa es simple, necesitamos a una persona con vehículo que me lleve de casa a la oficina y de la oficina a casa, de lunes a viernes. Nos da igual si es un particular, un taxista, un servicio del ayuntamiento, o lo que sea. Pero algo, porque este año voy a ir a trabajar a donde todo el mundo sí o sí.

El caso es que dándole vueltas aquí y allá, se me ocurrió llamar a un conocido que hace el taxi desde que le salió el primer diente, pensando que igual le interesaría. Le propongo el asunto, y me dice que no es viable, porque aún perdiendo él dinero, nos iba a resultar carísimo. Le pregunto que cuánto es carísimo, y me dice que como 300 euros al mes. Pue sí, nene, bastante caro. (más…)

Read Full Post »