Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 marzo 2005

Conversación entre la becaria y yo, este mediodía yendo a comer:

Ella (con acento alemán, porque es alemana): Y bueno, Barbarita, ¿cómo se va a llamar el próximo disco?
Yo: No lo sé.
Ella (asombrada): ¿No?
Yo (parando y poniéndome la capucha porque caía una lluvia fina): No.
Ella (esperando paciente a que yo terminara): ¿Cómo es que no, si trabajas aquí?
Yo: Pues porque no ando preguntando cómo se va a llamar el disco.
Ella (no dando crédito): Pero… deberías saberlo.
Yo (intentando poner las cuatro patas en sitio seguro para no acabar desparramada de mala manera): ¿Sí? No sé… ¿qué importancia tiene?
Ella: Mmmm… creía que lo sabrían todos, el nombre del nuevo disco.
Yo: Bueno, quizá los otros lo sepan. Puedes preguntar.
Ella (confusa): Ajá, preguntaré. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Otra de taxistas

Sé positivamente que no hay más imbéciles entre los taxistas que entre la población en general. Pero la cosa es que habitualmente no te encuentras en el interior del coche de la población en general y no tienes que estar escuchando su perorata.

El amable chofer de hoy era teórico aficionado. La conversación empieza como casi siempre, porque la humanidad somos como somos y a estas alturas no vamos a cambiar:

—Anda, ¿y a ti que te ha pasado que vas con muletas? —pregunta, con esa alegría del que ya tiene preparada la frase simpática de rigor para después de la que ellos creen que va a ser mi respuesta—, ¿un accidente? (más…)

Read Full Post »

Hay dias en los que una se encuentra imbécil, lenta, medio idiota, de mal humor, inútil, fea fea fea y aburrida de estar cansada.

A veces es justo cinco días después de que al novio de una lo hayan despedido del trabajo. Y una se dice no pasa nada, ya encontrará otro; y mejor aún, seguro. El problema no es ese, el problema es que a veces una tiene ganas de liarse a golpes con la gente y no puede ser.

Además, coincidiendo con ese tipo de situaciones, es cuando al ayuntamiento le da por podar los árboles de la calle y cortan el tráfico justo a la hora en que han de pasar a buscarme. Y llego tarde a la oficina, y hace frío, tengo sueño y me encuentro mal. Y entonces hay una pila de números esperándome.

Y ahí es cuando una se pregunta a medida de quién hicieron el mundo. Cuando abre las ventanas a pesar de que el viento corta las ideas y mira la placita de enfrente, el solecito que ilumina de costado la esquina, el loco de siempre dando de comer a las palomas. Y suena el teléfono y es Celina desde la calle que me dice "Barbarita, corre a la cocina, que me dejé el el fuego encendido y se debe estar quemando el cazo. Lo puse y ya no me acordé más".

Y yo voy todo lo más rápido que puedo, sin tiempo ni para asustarme, lo apago y Celina suspira aliviada: "menos mal que estabas". Y me manda besitos desde el otro lado del satélite, y entonces siento que igual puedo seguir siendo responsable de mis actos. Y hacer las cosas tan bien como cualquiera, y juntar el dinerito para pagar el alquiler de casa y que no se venga todo abajo.

Ni que decir tiene que acaba de finalizar un lunes de mierda.

Read Full Post »

Hablar de historietas me hizo recordar que tengo una caja llena de cosas como ésta:

La dibujó mi hijo cuando tenía nueve años. Es un pequeño tesoro para mí.

Read Full Post »