Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 mayo 2008

Bajo el sol entero

Cuantas veces pensé, recordé y hablé de éste libro, no lo sé. Cientos, miles quizá. Mi libro favorito, mi libro de lectura de ¿segundo, tercer curso? No podría precisarlo, pasé esos dos años en la misma clase y se me hace imposible distinguir uno de otro.

Si me hubiesen preguntado alguna vez qué dos cosas querría recuperar de mi infancia por encima de cualquier otras, habría dicho mi muñeca Nancy y un libro titulado Bajo el sol entero, el más maravilloso libro que jamás vi. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

No sé cuando se me pasaron las ganas de drogarme más. Imagino que fue en alguna de esas ocasiones en las que Xavi me ponía un cogollo entero dentro de una tortilla y me dejaba en coma. O quizá cuando la psicóloga del Juzgado de Familia dijo que mi hijo no veía nada positivo en mí y que había que respetar su deseo de no tratarme. Supongo que fue en alguna de esas tremebundas situaciones cuando quedé divorciada de las drogas para siempre.

El problema de perder la costumbre de drogarte es que llega un momento en el que ya no te acuerdas de lo bien que lo pasabas, de lo feliz que eras, de las pocas ganas de suicidarte que tenías. ¡Qué ligero era todo cuando venía mi amigo Tibu a casa, comíamos pizza con marihuana y mirábamos una peli de terror de serie B! Braindead en el aparato de VHS, y mi hijo, que entonces era un niño al que todavía no se le notaban los efectos de la reeducación insidiosa que venía soportando, disfrutaba de lo lindo con el descuartizamiento masivo de zombies. ¡Lo escuchaba reír y estremecerse de asco y susto al mismo tiempo, y lo amaba hasta el infinito!

No sé exactamente cuando fue que decidí que debía portarme bien para el resto de mis días porque a lo mejor así me sería devuelto aquello que me arrebataron. Pero ahora mismo, en este mismo instante, pienso que eso es una estupidez. Debería volver a tener ganas de bailar, y bailar como fuera capaz de hacerlo. Stevie Wonder, por ejemplo. Y vivir más. Ahora que ya no hay remedio para nada debería retomar mis viejas costumbres y dejarme de buenos comportamientos. Ahora que ya he conocido el mundo y la mentira, y veo tan claro que nada merece la pena, y que todos estamos tan y tan condenados al fracaso y a la realidad y al dolor y al despropósito éste de existir, debería volver a drogarme un poco, como antes. Sin culpa, muy tranquila. Y sentir las cosas, esas que son todo el tiempo las mismas y se repiten hasta la degeneración y el asesinato y el vómito y el aburrimiento, como si fueran otras. Hay consejos que, creo, es bueno poner en práctica cuanto antes.

Read Full Post »

EL MARCO

Un cuento de Saki

—La jerga artística de esa mujer me cansa —dijo Clovis a su amigo periodista—. Le gusta tanto decir de ciertos cuadros que «lo invaden a uno» que se diría que está hablando de una especie de hongo.

—Eso me recuerda la historia de Henri Deplis. ¿Se la he contado alguna vez?

Clovis negó con la cabeza.

—Henri Deplis era originario del Gran Ducado de Luxemburgo. Tras madura reflexión se convirtió en viajante de comercio. Sus actividades lo obligaban con frecuencia a atravesar los límites del Gran Ducado, y se encontraba en una pequeña ciudad del norte de Italia cuando le llegó la noticia de que recibiría una herencia de un pariente lejano recientemente fallecido. (más…)

Read Full Post »

A veces nos olvidamos

Días atrás nos encontramos con que había que hacer una gestión urgente en el banco para evitar que nos cobraran unos recibos. Se lo comento a Xavi y me dice:

—Pues yo no voy a poder ir mañana. Podrías bajar tú y en un momento lo solucionas.

Y yo le digo, tan convencida:

—De acuerdo.

Aún tardamos varios segundos en darnos cuenta de lo absurdo de nuestra conversación, que para colmo iba completamente en serio por ambas partes. Luego nos reímos bastante de nuestra propia demencia.

Read Full Post »

See the light

Pirotécnico y adorable.

Para quienes no lo conozcan, decir que este señor con cara de niño bueno que toca la guitarra y canta es Jeff Healey, y que desde marzo pasado ya no hace más giras, ni compone más canciones ni graba más discos.

Read Full Post »

El sábado pasado vino a mi casa este hombre de aquí que es conocido de Xavi y a su vez amigo de esta mujer de aquí y que desde que ocurrió lo que ocurrió se empeñó en ir a visitarla cada semana a la cárcel.

A pesar de no ser amigo mío directamente, este chico, desde hace años, tiene la costumbre de llamar para contarme cómo le va, y ya en su momento me explicó que planeaba interesarse activamente por la vida de la parricida «ya que la sociedad da la espalda a estas personas». (más…)

Read Full Post »