Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 enero 2012

Desconexión

Me acaba de llegar una carta donde me notifican que me han suspendido la ayuda de 459 euros que recibía por mi situación de persona con discapacidad y por otras consideraciones de orden social que hacen de mi vida una vida complicada. La estuve cobrando durante 12 años, pero ahora, sin que nada en mi existencia haya cambiado para mejor, han estimado que ya no la merezco.

Xavi está en paro y no recibe prestación de desempleo, pues el último año estuvo como autónomo. Yo, por supuesto, también estoy sin trabajo. Hasta esta mañana pensábamos mudarnos de vivienda (pagamos 575 euros de alquiler y pretendíamos encontrar algo por 450 y que de esta manera quedara sufragado por mi paga y al menos no vernos en la calle). Pero ahora mismo ya no hace falta que cambiemos porque ni de eso podremos hacernos cargo.

No escribo esto para dar pena a nadie, sino para que sepan que lo más probable es que dentro de unos días ya no tendré internet en casa y que si ven que no aparezco por el blog ni por Twitter ni por ninguna parte es porque estoy intentando sobrevivir.

Read Full Post »

Le comento a Xavi que estoy convencida de que cuando muera, nadie va a venir a despedirme a mi entierro. Y él me dice que es muy probable, porque para que eso ocurra uno siempre tiene que estar ahí, es decir, tiene que tener una familia cercana con la que se relacione y unos compañeros de trabajo o de gimnasio o de banda de rock; tiene que salir a cenar con los amigos asiduamente, llamar por teléfono a los conocidos, felicitar los cumpleaños, compartir fotos en facebook… pero que no me preocupe, que como él ya hace todo eso, la gente vendrá a mi funeral aunque sólo sea por quedar bien con el que, de los dos, se ocupa en ser amable.

Read Full Post »

Lamentablemente para algunas personas, la elegancia, la clase, la verdadera distinción, no está en la magnitud de nuestras finanzas ni en las relaciones que a nivel social hayamos sabido tejer através de los años. Ni siquiera en la perfección física con que la naturaleza —o los tratamientos estéticos en su defecto— nos haya dotado.

Todos conocemos el caso de algún nuevo rico que cree que vistiéndose en la boutique de caballeros más cara de su localidad, va a destilar el buen tono de un dandi de forma inmediata. Por supuesto, también habremos oído hablar de esa mujer que habiendo cargado toda su vida con 20 kilos de más, piensa que por obra y gracia de una reducción de estómago y una nueva manera (esnob y pretenciosa) de llamar a los alimentos, se va a convertir en un referente de estilo entre sus amistades. Y ya no digamos lo de aquella otra cuya vulgaridad a la hora de expresarse fue siempre su carta de presentación, y está convencida de que desdeñando continuamente al prójimo y llamándolo muerto de hambre, su estatus se elevará varios niveles en un breve lapso de tiempo. (más…)

Read Full Post »