Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Afectos’ Category

Mamá

Los Reyes Magos me trajeron a Germán en invierno. En esta foto ya era pleno verano y Germán aún no había perdido ni su gorra ni sus zapatitos. De hecho no perdió ninguna de las dos cosas nunca. Cuando Germán desapareció, desapareció entero.

No recordaba lo humilde que era la casa donde vivía, ni que el tranco de la puerta estuviera roto. Pero a Germán la memoria me lo devolvió siempre tal como era, con su cabello rubio oscuro, su pantalón a cuadros y unos ojos claros y brillantes como dos centímetros de cielo.

 

Anuncios

Read Full Post »

Qué genio es mi amigo Bernardo

Sí, ya sé que hoy, al ser 31 de Diciembre, lo usual sería que yo escribiera aquí FELIZ AÑO NUEVO con letritas de colores. Y bueno, pues ya lo he hecho. Y además digo: sí, feliz 2009… pero para ALGUNOS, no para TODOS. Porque hay gente, como por ejemplo los desalmados que estacionan sus vehículos justo delante (por no decir encima) de la rampa de mi puerta, a los que no les deseo ninguna felicidad para el año que empieza sino que se compren una plaza de parking, o si ya la tienen, que se les muera la batería del coche cada vez que me imposibiliten el paso al caminito de tierra. (más…)

Read Full Post »

Villa Barb

Me cambio de casa.

Me voy a vivir a Sant Celoni, cerca de la Nina y del río.
Allí saldré al exterior, sola, y veré pasar a la gente por el caminito de tierra.

Un día le pedí un favor a mi amigo Bernardo.
Le dije: —¿Me dibujas una casa donde pueda vivir yo?
Y él la imaginó para mí.
La mejor casa del mundo
con la puerta en forma de arco y tejas rojas.
La llamó Villa Barb
y ese es el nombre que le voy a poner a mi casa nueva.

 

Read Full Post »

Cojines

Un día (de ésto hará ya diez meses o quizá más) subí a la habitación donde mi amigo Hernán escribe y tiene todas sus maquinitas de trabajar y boludear, que está en la tercera planta de su casa. Cuando llegué arriba y me fui a sentar, me di cuenta de que nos habíamos olvidado subir mi cojín. Le dije a Xavi si hacía el favor de traérmelo, y se fue a buscarlo.

Cuando lo tuve de vuelta y me lo estaba poniendo bajo el trasero, vi que la Nina, con tres años entonces, observaba la escena muy interesada. Al momento me preguntó:

—¿Tú por qué siempre te pones un cojín cuando te sientas? (más…)

Read Full Post »

Bajo el sol entero

Cuantas veces pensé, recordé y hablé de éste libro, no lo sé. Cientos, miles quizá. Mi libro favorito, mi libro de lectura de ¿segundo, tercer curso? No podría precisarlo, pasé esos dos años en la misma clase y se me hace imposible distinguir uno de otro.

Si me hubiesen preguntado alguna vez qué dos cosas querría recuperar de mi infancia por encima de cualquier otras, habría dicho mi muñeca Nancy y un libro titulado Bajo el sol entero, el más maravilloso libro que jamás vi. (más…)

Read Full Post »

Veinticuatro

Esta imagen es de 1988. Han pasado 20 años.

Es mi hijo, tenía cuatro años ahí. La fotografía se la hice yo una tarde en el parque.
Tiene la boca sucia de chocolate y está jugando en las paralelas.
Hoy cumple veinticuatro. Qué raro es todo.

Read Full Post »

Para mí

Gracias, Ber, eres un sol como una casa :)

 

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »