Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘En verso’ Category

Panfilitis

He aprendido a dar aviso
con ruiditos, con gestos bobos,
con palabras,
con rubores
(con soberana vergüenza, en realidad)
de que voy a romper a llorar
siempre un poco antes de que ocurra. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

Doce

Muchas veces me pregunto
qué podríamos hacer
para volver a ser lo que conocimos de nosotros.
Para volver
a espiarnos desde habitaciones separadas.
Para seguirnos en silencio
y alegrarnos de tener nuestras sílabas apunto

(todavía). (más…)

Read Full Post »

Acabo de componer un poema. Esta noche, dando vueltas en la cama, me acordé de Gloria Fuertes cuando aparecía en Un globo, dos globos, tres globos, y me vino esto a la cabeza. Ni siquiera tiene título. Dice así:

Todo lo que lleva un pastel
es bueno,
a no ser que alguien
le haya echado veneno.

Como verán, la composición es breve, pero está basada en hechos reales. De ahí el pequeño aire siniestro que se aprecia en la parte final.

De todas maneras, y como los considero amigos, les dejo un poema de verdad como acto compensatorio. Uno que escribió ella, Gloria Fuertes, y que no era para los niños (o tal vez sí):

 
HEMOS DE PROCURAR NO MENTIR

Hemos de procurar no mentir mucho.
Sé que a veces mentimos para no hacer un muerto,
para no hacer un hijo o evitar una guerra.

De pequeña mentía con mentiras de azúcar,
decía a las amigas: "Tengo cuarto de baño"
—mi casa era pobre con el retrete fuera—.
"Mi padre es ingeniero" y era sólo fumista,
¡pero yo le veía ingeniero ingenioso!
 
Me costó la costumbre de arrancar la mentira,
me tejí un vestido de verdad que me cubre,
a veces voy desnuda.
Desde entonces me quedo sin hablar muchos días.
 
 

Read Full Post »

De tarde en casa

Hoy la tarde se puso linda.

Se puso linda
porque quedamos en vernos a las cinco,
después de algunos días
de no coincidir.

Y se colgó encima una brisa de primavera celeste
y, ladeado,
un sombrerito verde
de montaña nueva a estrenar.

Al frente se prendió el mar
con sus barquitos de vela,
motas blancas con estela
desde la ventana de mi cocina.

Y en la falda interminable
lució tejados,
y en los terrados
antenas viejas,
ropas vivas de aire y de flores,
perros manchados
y algunos niños
que se asomaron
y se quedaron
de este lado de las horas para siempre.

Read Full Post »

A Vincent Malloy también le pasa que quiere ser otro…

(más…)

Read Full Post »

« Newer Posts